En esta visita guiada podrá disfrutar de dos de los monumentos más importantes de Madrid, el Palacio Real y la Catedral de la Almudena.

La visita comienza en Calle Mayor, 43, en la oficina de Fun and Tickets. Iremos a la Plaza Mayor, visitaremos el Mercado de San Miguel, pasaremos por la Calle del Codo, haremos una parada en la Plaza de la Villa. Finalmente visitaremos, sin necesidad de hacer colas, el Palacio Real de Madrid y al final, llegaremos a la Catedral de la Almudena.

Haz clic aquí para embarcarte en tu viaje virtual.

Duración

2 horas y 30 minutos

Idioma

EN, ES

Rewiews

4 / 5 - 37 reviews

¿Qué está incluido en el precio?

Entrada anticipada y visita guiada oficial al Palacio Real
Visita a pie al Palacio Real
Guía oficial bilingüe
Acceso sin colas
Visita guiada oficial a la Catedral de la Almudena

No está incluido

Propinas

¿Qué tengo que llevar?

Protector solar
Gorra o sombrero

Notas Importantes

Accesible con silla de ruedas
Transporte público cercano
Acceso para cochecitos de niños
No apto para mascotas
Nuestro guía le estará esperando en la puerta de la Oficina Principal de Fun and Tickets, calle Mayor 43, 10 minutos antes del comienzo del Tour.

Aunque la entrada al Palacio Real siempre está reservada para nuestros clientes, a veces el control de acceso puede estar bloqueado debido a la capacidad y controles de seguridad, retrasando la entrada unos minutos por razones fuera del control de este operador.

Política de cancelación

¡Gratis! Cancela sin gastos hasta 24 horas antes de la actividad. Si cancelas con menos tiempo, llegas tarde o no te presentas, no se ofrecerá ningún reembolso.

¿Cuándo reservar?

1h antes del comienzo de la actividad

Plaza Mayor

La gran plaza central de Madrid está situada en el corazón de la parte más antigua de la ciudad, el Madrid de los Austrias. Cargada de historia, la bulliciosa plaza es el lugar perfecto para comenzar su paseo por uno de los barrios con más encanto de Madrid. Coma algo o tómese un café en una de las soleadas terrazas, compre un recuerdo en una de las tiendas de antaño, contemple la magia de los músicos y artistas callejeros y empápese de la rica historia de la ciudad. En la plaza también se celebran eventos como el desfile de tambores de Semana Santa, conciertos al aire libre y el mercado navideño de la ciudad en diciembre, así que asegúrese de consultar el calendario cuando esté aquí.

Antes de que Madrid se convirtiera en la ciudad que vemos hoy, con sus grandes avenidas y bulevares, estaba formada por pequeñas calles y callejuelas que hoy evocan imágenes de espadachines y canallas.

Mercado de San Miguel

Han pasado más de 100 años desde que se inauguró el Mercado de San Miguel como mercado de abastos. Hoy, este edificio histórico es uno de los principales mercados gastronómicos del mundo, que permite al visitante hacer un recorrido por la esencia y los sabores de cada rincón de España.
Desde el mejor jamón ibérico o el marisco más fresco, traído a diario desde Galicia, hasta los arroces mediterráneos o los quesos más especiales de Castilla, Asturias o el País Vasco. En el Mercado de San Miguel encontrarás lo mejor de la gastronomía española en más de 20 puestos que comparten una apuesta común por las tapas de calidad.

La calle del Codo

La calle del Codo parte de la Plaza de la Villa y desemboca en la Plaza del Conde Miranda.

En la esquina derecha de la calle, junto a la Plaza de la Villa, se encuentra la única puerta de la Torre de los Lujanes, con ornamentación gótica, arco de herradura apuntado e inscripciones lapidarias en las dovelas, y que antiguamente comunicaba con las afueras de la ciudad.

Plaza de la Villa

La Plaza de la Villa es uno de los conjuntos monumentales mejor conservados de Madrid. Está situada en el centro histórico, cerca de la Puerta del Sol, y ha sido sede del Ayuntamiento de la capital.

Fue uno de los principales centros del Madrid medieval, ya que es el origen de tres pequeñas calles que corresponden al primitivo trazado de la ciudad: El Codo, Cordón y Madrid. Está rodeado por las fachadas principales de tres edificios de gran valor histórico y artístico, construidos en siglos diferentes. El más antiguo es la Casa y Torre de los Lujanes (siglo XV), de estilo gótico-mudéjar, situada en el lado oriental de la plaza y hoy sede de la Academia de Ciencias Morales y Políticas. Le siguen la Casa de Cisneros (siglo XVI), palacio plateresco que cierra la parte sur de la plaza, y la Casa de la Villa (siglo XVII), de estilo barroco, una de las sedes del Ayuntamiento de Madrid, situada en el lado oeste de la plaza.

Palacio Real de Madrid

El Palacio Real de Madrid es la residencia oficial del Rey de España; sin embargo, los actuales reyes no viven en él, sino en el Palacio de la Zarzuela, por lo que se utiliza para ceremonias de Estado y actos solemnes. Ahora es cuando realmente comienza nuestra visita.

Aunque el proyecto original de Juvarra nunca se llevó a cabo, el Palacio Real de Madrid puede presumir de ser el mayor palacio habitado de Europa. Y decimos habitado porque, aunque la Familia Real española no reside en él, sigue siendo el lugar donde tienen su residencia oficial. Como hemos comentado anteriormente, el edificio, cuyas obras duraron hasta 1764 cuando Carlos III lo habitó por primera vez, está compuesto por 135.000 metros cuadrados y 3.418 habitaciones, destacando también sus 870 ventanas, 240 balcones o las 44 escaleras que posee. Las comparaciones son odiosas pero, pese a lo que muchos creen, el Palacio de Versalles, cerca de París, tiene 67.000 metros cuadrados, por lo que el de Madrid le supera.

En la visita turística no se recorren las casi 3.500 habitaciones, pero sí algunas de las más destacadas, una veintena. Durante el paseo por el interior del Palacio Real, el visitante realiza un auténtico viaje en el tiempo, a la época dorada de la Corte española en los siglos XVIII y XIX. Uno de los momentos más impresionantes es el encuentro con el Salón del Trono, verdadero símbolo del poder de la Corona. Los dos tronos defendidos por leones dorados, que se salvaron de la destrucción del Real Alcázar, los ricos tapices, cortinas y alfombras, los lujosos espejos o las lámparas.

Catedral de la Almudena

Junto al Palacio Real, visitará la Catedral de la Almudena, construida donde antes estaba la Iglesia de Santa María de la Almudena, que a su vez estaba edificada sobre una mezquita y dedicada a la Virgen de la Almudena, patrona de Madrid. El nombre de esta virgen y de la catedral deriva de la palabra árabe al-mudayna, que significa «ciudadela». La catedral está situada en el centro histórico de la ciudad de Madrid; la fachada principal está frente al Palacio Real, mientras que la fachada del crucero da a la calle de Bailén y el acceso a la cripta se realiza por la Cuesta de la Vega, al final de la calle Mayor. A diferencia de la mayoría de los templos cristianos, cuya orientación es este-oeste, la catedral tiene una orientación norte-sur, fruto de su concepción como parte integrante del conjunto del Palacio Real.

Oficina central de Fun and Tickets

Calle Mayor 43
Madrid

Cancelación gratuita

Se te reembolsará el importe íntegro si cancelas con al menos 24 horas de antelación al inicio de la mayoría de experiencias